1.- Ser impulsivo mata rápido pero la tenacidad mata lenta y definitivamente. No eres el primero que cree ha tenido una visión, una epifanía o ha despertado con la verdad absoluta sobre algo. Tampoco serás el último que quema todo y a todos manteniéndose firme en una idea, independientemente de lo que ocurre a su alrededor en el mundo real. Lee el entorno y escucha especialmente cuando te dicen que no vas bien o cuando te llevan la contraria, mira a tu alrededor y lee las señales que te informan de la validez de tu camino y si no tienes indicadores….lo tuyo es fe y no es de este mundo así que no esperes resultados en este mundo.

2.- Muchos proyectos e inversiones mueren por estar basados en suposiciones, interpretaciones, estudios……. Prueba, valida, camina sobre certezas y crece hasta el infinito.

3.- Estás encantado de oírte y de explicar tus razones pero lo mejor es que escuches mucho al principio, ya te tocará hablar al final. Tú tienes la razón pero……. compran ellos, así que…..tú verás qué haces.

4.- Las malas decisiones en los negocios no están asociadas a la edad, clase social, nivel de estudios…., no importa que seas joven, no importa que no lo seas, no importa el número de masters que atesores, puedes hacer las cosas necesarias para conseguir el éxito o asistir a la próxima Failcom, depende de ti.

5.- Si vas a competir en un mercado no maduro o con algo que rompe las reglas actuales, algo muy nuevo, algo no probado o un modo muy diferente de hacer las cosas, te enfrentas a un entorno de alta incertidumbre y los estudios de mercado y los expertos en operaciones (no importa de qué empresa del sector o escuela de negocio provengan) no trabajan bien en este tipo de entornos. Tendrás que aprender sobre la marcha y hacerlo rápido.

6.-  Tú no eres tu cliente, tu socio no es tu cliente, tu amigo no es tu cliente, tu padre no es tu cliente… todos ellos están emocionalmente comprometidos contigo así que, hala un beso para todos y….Busca a tu cliente.

 6,5.- Tu mentor no es tu cliente, tu inversor no es tu cliente, los que escriben blogs no son tu cliente, los que ya han tenido éxito y lo cuentan no son tu cliente, los que dan consejos no son tu cliente. Escúchales y ….. Busca a tu cliente.

7.- No desarrolles un app, no desarrolles un software, no crees un producto definitivo, no te gastes la pasta en diseño, antes prueba que lo que vas a vender, funcionalidades o soluciones, realmente le interesan a alguien y luego desarrolla lo que necesitas (protos de app, soft, productos mínimos viables…) para probarlo.

8.- No necesitas comerciales, no necesitas directores no necesitas desarrolladores, necesitas validar que te van a comprar lo que propones y saber si lo van a hacer en número suficiente para que sea un negocio, no gastes hasta entonces.

9.- Los mentores se juegan tiempo dedicado, las aceleradoras se juegan futuro, los inversores se juegan la pasta, tú te juegas la pasta, el tiempo y el futuro próximo, no pierdas esto de vista, no estás jugando a la aventura.

10.- Te van a decir que debes hacer un plan de negocio para poner en marcha tu negocio, te van a ofrecer formación y apoyo para hacer un plan de negocio, te van a decir que necesitas un plan de negocio para llegar hasta inversores, te van a decir o plan de negocio o muerte. Lamento matar a Bambi pero, dedicarás como mínimo unos dos meses, full time, a hacer un plan de negocio, generarás entre 50 y 100 páginas de suposiciones y proyecciones de suposiciones más varios Excel que soportarán todas las proyecciones y augurarán un futuro brutal, pero……estarás tan cerca como al principio de saber la respuesta a dos preguntas críticas para tener éxito en tu negocio:

  • A quién interesa tu idea y porqué te van a comprar
  • Si ese interés puede ser un negocio y porqué.

Eso si tendrás un plan de negocio muy chulo para llevar a la Failcom.

Cuando sepas la respuesta a esas preguntas, y hayas validado lo que te van a comprar, cómo y que vale la pena desarrollar la idea, entonces y sólo entonces, haz el plan, lo necesitarás para varias de las cosas que te han dicho y alguna que no te han dicho.