Project Description

Los tratamientos conservadores, como limpiezas dentales, empastes, fluoraciones y la educación en higiene oral permiten mantener sanos nuestros dientes, evitando realizar tratamientos más invasivos.

La prevención en casa, y el control regular por un profesional, es el medio para conseguir una buena salud bucodental y evitar por ejemplo las temidas caries.

Las causas que provocan la caries van desde un consumo excesivo de azúcares, una escasa  limpieza o simplemente por predisposición genética. Para que las caries no desemboquen en problemas graves es fundamental tratarlas a tiempo.

La caries comienza afectando a la superficie del diente, el esmalte y la dentina. Si se trata a tiempo mediante un empaste dental (obturación), se logra la resolución de la enfermedad. Si no es así, la caries evoluciona dañando estructuras más profundas, y sería necesario hacer una endodoncia. Los empastes han sido realizados tradicionalmente con amalgama de plata, pero actualmente se hacen con materiales inocuos para el paciente y de características de resistencia y estética muy altos (composites – empastes blancos).

En algunas ocasiones, cuando el diente no puede ser reparado únicamente mediante un empaste SE debe recurrir a otros tratamientos como por ejemplo: incrustaciones carillas de porcelana o coronas (fundas).